Noticias


PREMIO INTERNACIONAL: Los desafíos de Juan David Aristizábal y Boyan Slat

Nos acercamos a la trayectoria de dos jóvenes que trabajan para resolver algunos de los grandes retos de la sociedad actual: el desempleo juvenil y la contaminación.

Reducir el desempleo juvenil, por un lado, e impulsar soluciones tecnológicas para limpiar de plástico los océanos y ríos del mundo, por el otro, son los grandes retos que se han marcado los dos jóvenes reconocidos con el Premio Internacional en las ediciones 2020 y 2021.

JUAN DAVID ARISTIZÁBAL

“Los jóvenes tienen que saber que allá fuera hay un mundo que los está esperando para cambiarlo”

Juan David Aristizábal nació a Pereira (Colombia) el 1989. Es emprendedor social y trabaja para fomentar la empleabilidad, la formación, el emprendimiento y la tecnología entre los jóvenes latinoamericanos. Su familia siempre había trabajado en el sector cafetero, pero la crisis económica les afectó gravemente y acabaron perdiendo su negocio. Sin embargo, este revés no le impidió seguir con sus estudios y, compaginándolos con otro trabajo, consiguió acabar la licenciatura en Administración de Empresas. Fue gracias a una beca Fulbright que pudo hacer dos Másteres en Estados Unidos: uno de Asuntos Internacionales y otro en Periodismo, ambos por la Universidad de Columbia en Nueva York.

Desde 2003, ha creado varias fundaciones y organizaciones para ayudar a la juventud a que generen ingresos y empleabilidad como Prosperity Makers y Todos por la Educación, una empresa social que tiene como objetivo influir en las políticas públicas para mejorar la educación y la ocupación. 

“Necesitamos un pacto global para la ocupación, que las instituciones de educación, los gobiernos, los bancos, todos, nos comprometemos porque los jóvenes tengan acceso a un puesto de trabajo”

Uno de sus últimos proyectos, que consistía en la creación de un centro de innovación y coworking para jóvenes emprendedores, ha sufrido las consecuencias de la crisis provocada por el COVID-19, impidiéndoles hacer frente al pago de los gastos. Otra iniciativa empresarial, Los Zúper, con sede en México y Perú, se ha visto obligada a cerrar varias de sus sucursales, también a causa de la crisis. 

En la actualidad, Juan David Aristizábal es el CEO y fundador de ProTalento, una plataforma dedicada a acelerar el reciclaje profesional de los jóvenes latinoamericanos. Su modelo se basa en trabajar con las empresas para desarrollar el perfil que buscan en los jóvenes para los puestos tecnológicos júnior. 

Ha recibido numerosos reconocimientos internacionales por su tarea, como por ejemplo ser uno de los 30 empresarios menores de 30 años que están cambiando el mundo, según la revista Forbes; ser Ashoka Fellow en Estados Unidos y uno de los Líderes Emergentes WISE en Educación según la Fundación Qatar, entre otros.

Juan David Aristizábal ha sido distinguido con el premio Premio FPdGi Internacional 2021 por «su tarea de apoyo a los jóvenes de América Latina a través de la formación, la educación, la tecnología y el espíritu emprendedor». 

BOYAN SLAT

«The Ocean CleanUp es una fundación neerlandesa que quiere eliminar el plástico de los océanos»

Boyan Slat (Países Bajos, 1994) recuerda que, con tan solo 16 años, encontró más plástico que peces mientras buceaba en Grecia. Fue tal su impresión que decidió realizar un proyecto en el instituto para investigar sobre la contaminación plástica de los océanos y por qué resultaba tan difícil su limpieza. Tras este trabajo, Boyan empezó a idear un sistema pasivo que, aprovechando las corrientes oceánicas, pudiera facilitar la limpieza de plástico de los océanos. En 2012, pudo presentar este sistema en una charla de TEDx y, el interés fue tal, que Boyan decidió abandonar sus estudios de ingeniería aeroespacial para dedicar todo su tiempo al desarrollo de su idea. Así, un año después fundó The Ocean Cleanup, del cual hoy es su Director Ejecutivo. 

La misión de la The Ocean Cleanup es desarrollar un conjunto de tecnologías avanzadas para eliminar el plástico de los océanos del mundo. Tras su fundación, la compañía logró recaudar 2.2 millones de dólares a través de una campaña de micromecenazgo en la que contribuyeron cerca 38.000 donantes de 160 países. En junio de 2014, The Ocean Cleanup publicó su estudio sobre el potencial del proyecto y los oceanógrafos Kim Martini y Miriam Goldstein realizaron un análisis técnico del estudio que fue publicado en la web de Deep Sea News y que fue citado por importantes medios como Popular Science o The Guardian.

En este momento, The Ocean Cleanup ha conseguido recaudar más de 30 millones de dólares a través de donaciones de empresarios europeos y de Silicon Valley (Estados Unidos), como es el caso de Marc Benioff, Director Ejecutivo de Salesforce. Boyan estima que, con el desarrollo de nuevos diseños, la mitad de la gran isla de basura del Pacífico desaparecerá dentro de 5 años y a un costo mínimo. El proyecto, que comenzó a mediados de 2018 en la bahía de San Francisco (Estados Unidos), sigue implementando nuevos sistemas de manera progresiva y se espera que pronto logre su implementación a gran escala.

Boyan Slat ha sido reconocido con el Premio Internacional 2020 por «impulsar soluciones tecnológicas para limpiar de plástico los océanos y ríos del mundo a través de la fundación The Ocean CleanUp».