Noticias


PREMIO EMPRESA: Los proyectos de Lucía Goy Mastromiechele y Pepita Marín Rey-Stolle

Impulsar un proyecto empresarial requiere unas habilidades que comparten las dos jóvenes reconocidas con el Premio Empresa (edición 2020 y 2021). El 1 de julio nos acercaremos a su trayectoria. No te pierdas la ceremonia de entrega de los Premios.

Lucía Goy Mastromiechele y Pepita Marín Rey-Stolle comparten su carácter emprendedor. La primera ha impulsado su propio despacho de abogados. La segunda, ha cofundado una marca online que vende lanas naturales y kits para tejer a escala mundial.

LUCÍA GOY MASTROMIECHELE

«En el mundo jurídico siempre hay oportunidades y saber aprovecharlas es un deber de los jóvenes para contribuir al progreso de la sociedad».

Nacida en Aberdeen (Reino Unido) en 1986, la abogada Lucía Goy Mastromiechele es socia fundadora de Goy Gentile Abogados. Inició su trayectoria profesional en el Departamento fiscal del despacho de abogados Uría Menéndez, en sus oficinas de Madrid, donde adquirió́ una sólida experiencia en materia tributaria y gestión patrimonial. También ha ejercido como abogada internacional en prestigiosos despachos de abogados, incluyendo las firmas estadounidenses Davis Polk & Wardwell y Skadden, Arps, Slate, Meagher & Flom, en sus oficinas de Nueva York, Londres, Bruselas y Madrid. Su profesión es su gran vocación.

«El derecho tributario tiene una vertiente filosófica muy interesante, es un claro reflejo de cada cultura y la herramienta más directa y eficiente de poder tener un impacto social. La sociedad americana fomenta más el comercio y la española, mantiene aún la cultura del ahorro inmobiliario”

En poco más de cinco años, el despacho Goy Gentile cuenta con 15 empleados y una facturación de 1,6M en 2019. Lucía ha recibido varios reconocimientos a su trayectoria como el Premio Expansión a la mejor Startup legal (2017), el Iberian Lawyer como mejor abogada “Forty under 40” (2017) o el Premio Extraordinario por Contribución Pro-Bono otorgado por el Colegio de Abogados del Estado de Nueva York. Cree que “El Covid ha dará lugar a muchas oportunidades como cualquier disrupción. En el mundo jurídico porque hay nuevas situaciones que tendrán que regularse y que se solucionarán en los tribunales”.

Lucía Goy ha sido distinguida con el Premio FPdGi Empresa 2021 por «su brillante trayectoria académica seguida de un desarrollo profesional sólido que cristaliza en un proyecto empresarial de alto potencial».

PEPITA MARÍN REY-STOLLE

«La tecnología ha sido clave para convertir We Are Knitters en una compañía internacional que vende el 99% de sus productos por internet».

Un viaje a Nueva York marcó un antes y un después en la trayectoria profesional de Pepita Marín Rey-Stolle. En esta ciudad descubrió que tejer estaba de moda entre los jóvenes más modernos del país y no lo dudó. Con solo veintitrés años, y tras un año trabajando en una consultoría multinacional, decidió cofundar junto a Alberto Bravo We Are Knitters (WAK), una marca online que vende kits para tejer y lanas naturales a nivel mundial.

La empresa nació gracias a una pequeña inversión que se destinó exclusivamente a comprar lana. Con la ayuda de internet y usando las casas de familiares como almacén, su idea de negocio cogió forma. “Con un 45% de paro juvenil, algunas personas pensaban que era una locura dejar un puesto en una empresa multinacional (para fundar WAK)”.  

El tiempo ha demostrado que su intuición no le fallaba. En menos de una década, We Are Knitters se ha convertido en una empresa con cerca de 30 trabajadores y más de 10 millones de facturación anuales de los cuales el 95% proviene de fuera de España. La tecnología ha sido clave en ese proceso de expansión. «Aunque no lo parezca, nuestra empresa tiene un alto componente no solo digital sino también tecnológico. Hemos realizado una gran inversión de tiempo y dinero en la tecnología».

Gracias a esa tecnología, el equipo de WAK – que trabaja íntegramente en Madrid – puede coordinar las ventas en todo el mundo y conectarse con los almacenes que la compañía tiene en Alemania y Estados Unidos. Para Marín, apostar desde el inicio por la internacionalización de la empresa era imprescindible“porque vivimos en un mundo global”.

Después de vender sus kits por todo el mundo, esta empresa también ha notado un incremento de ventas en España en los últimos meses. Muchas personas se han aficionado a tejer durante las semanas del confinamiento y se han sumado a la comunidad online de knitters que comparte en redes sociales todas sus creaciones.

Con una clara mentalidad emprendedora, Pepita Marín ya piensa en el futuro. En los próximos años plantea abrir la empresa a otras actividades relacionadas con el movimiento homemade como los bordados o el Batch Cooking. También quiere dedicar más tiempo “a motivar a los jóvenes a emprender”.

Pepita reconoce que recibir el Premio FPdGi Empresa 2020 fue “una sorpresa y toda una alegría. Es un honor entrar a formar parte de una familia de premiados tan prestigiosa”.

Pepita Marín Rey-Stolle ha sido distinguida con el Premio Empresa 2020 por saber unir tradición y modernidad, reconvirtiendo la tradición ancestral de tejer en un hobby moderno» a través de su empresa We Are Knitters (WAK).